Establecimientos comerciales de Ibagué deberán cumplir protocolos si quieren abrir sus puertas





El comercio de Ibagué reactivará su economía a partir del primero de junio, tras el final de una nueva fase del aislamiento preventivo obligatorio. Por ello la Alcaldía, a través de la Secretaría de Salud, verificará de manera estricta el cumplimiento de los protocolos de bioseguridad.

La autoridad sanitaria ha dispuesto un equipo de inspección y vigilancia que confirmará la implementación de los protocolos de bioseguridad en cada uno de los locales habilitados.

Los establecimientos deberán suministrar elementos de protección para sus empleados, hacer limpieza y desinfección constante de espacios y zonas de alto contacto, garantizar el cumplimiento del distanciamiento social, tomar la temperatura y tener control de ingreso de personas, así como reducir su aforo.

Johana Aranda Rivera, jefe de la cartera de Salud, indicó que los comerciantes deberán promover el cuidado personal a través de procesos pedagógicos que ayuden a disminuir los riegos de contagio.

"Realizaremos un acompañamiento permanente al comercio de la ciudad, a pesar de que los locales deben cumplir con  los protocolos de bioseguridad, es necesario que todos adoptemos las medidas de autocuidado, para proteger la vida de nosotros y de la ciudadanía en general", dijo Aranda.

La funcionaria invitó a los ciudadanos a realizar sus pagos a través de medios electrónicos, evitando de esta manera la manipulación del dinero en efectivo.