Gobernación del Tolima impulsa estrategias para recolectar la cosecha cafetera, en plena pandemia por el COVID-19





En el Tolima la cosecha cafetera no se está perdiendo. Es lo que indicó el director de Desarrollo Agropecuario del Tolima, Juan Camilo Hueje, quien viene trabajando con las diferentes asociaciones, gremios y comunidad para garantizar la recolección del grano, y posterior la comercialización del mismo, con rumbo a mercados de Colombia y el exterior.

En días pasados se reseñó la campaña de contratación de habitantes del casco urbano de Planadas para suplir la demanda de recolectores que, en número de 4.000, llegan cada año desde diferentes regiones del país y que en este año no lo han podido hacer debido a las restricciones por el COVID-19.

Este modelo de bolsa de empleo se está impulsando en los restantes municipios cafeteros del departamento, como una estrategia para garantizar la recolección de las cosechas y permitir el acceso a una remuneración a residentes de la región y la dinamización de la economía local.

"Se está proyectando el uso de apoyos técnicos como máquinas derribadoras, la implementación de bolsas de empleo en los municipios cafeteros y la conformación de mingas veredales para suplir la mano de obra y en comunidad ejecutar la labor de recolección", indicó Hueje.

A través de las alcaldías, asociaciones y los comités de cafeteros, se viene trabajando en este modelo para hacer frente al impacto de la pandemia y salvar la cosecha en un departamento que, de 47 municipios, tiene 38 con producción cafetera.