Aberrante: Médico en el Atlántico denunció amenazas de muerte, en plena pandemia del COVID-19





La vida se le convirtió en un 'infierno' por estos días a José Julián Buelvas Díaz, médico internista e intensivista que labora en la Unidad de Cuidados Intensivos del hospital Materno Infantil Adela de Char, en Soledad (Atlántico), al que amenazaron de muerte.

A Buelvas lo acusaron de haber dejado morir una paciente contagiada por COVID-19 que se encontraba recluida en la Unidad de Cuidados Intensivos del centro hospitalario, por lo que le han hecho llegar, además de los arreglos florales, mensajes intimidantes.

"Recibí dos sufragios, uno en el trabajo y otro en mi residencia. Me acusan de haber dejado morir a una señora en la UCI. Por Dios, es imposible. Fuimos formados para salvar gente, hago un pedido de ayuda, de auxilio al Gobierno Nacional por todos los médicos", dijo el galeno entre lágrimas, sosteniendo una de las coronas.


Es tal el desespero del hombre que en el clip se le oye decir: "¿Hasta cuándo?", y acto seguido pidió ayuda a las autoridades, pues es evidente que buscarían atentar contra su vida y la de su familia, consternada por el hecho.

"Nosotros salimos todos los días a trabajar y muchas veces ni tenemos las mínimas condiciones para laborar y a pesar de eso nos enfrentamos a esta pandemia. ¡Este país, por Dios, hasta cuándo!", repitió Buelvas.

De acuerdo con la versión de testigos, hacia las 3 p.m. del lunes llegó a urgencias uno de los sufragios con el nombre del médico. Pero solo fue que arribara a su residencia para que encontrara otro arreglo. Tal situación tiene en absoluto pánico a Buelvas, quien no sabe si regresará o no a la clínica.

"Recibir un sufragio en mi casa da mucho qué pensar. Aquí no tengo seguridad. Por ahora no volveré a retomar las labores en Soledad”, indicó el médico amenazado.


Voces de apoyo

La situación registrada con este profesional de la salud en el departamento del Atlántico, uno de los más golpeados por la pandemia con más de 6.700 contagios, originó toda clase de comentarios de apoyo hacia Buelvas.

Una de las primeras en pronunciarse fue la Gobernadora Elsa Noguera, quien rechazó de forma categórica las amenazas contra el galeno.

"Inadmisible la amenaza contra el médico intensivista José Buelvas. Me sumo a voces de rechazo del sector Salud por este hecho que investiga la Policía. Seamos coherentes y respaldemos al personal que trabaja en primera línea salvando vidas, hoy más que nunca merecen respaldo", expresó en su cuenta de Twitter.

A su turno, también habló el alcalde de Barranquilla, Jaime Pumarejo. "Rechazo total a la amenaza que recibió el médico José Buelvas. Oficina de Seguridad de Barranquilla está en contacto para brindarle protección, la Policía debe castigar a los responsables. Tenemos que rodear al personal médico y reconocer que exponen sus vidas al cuidarnos en estos tiempos", precisó.

Por último, la clínica Adela de Char tomó medidas para salvaguardar la integridad de sus trabajadores, entre ellas llegar vestidos de particular y solo cambiarse cuando estén dentro del centro asistencial.