Amenazan con quemar vivo a paciente con COVID-19 en Honda, que iba a cumplir cuarentena





Un grave caso de intolerancia se registró en las últimas horas en el municipio de Honda, en donde un hombre contagiado del COVID-19, recibió amenazas de muerte por parte de la comunidad, al momento de ser llevado al sitio en donde sería aislado, a la espera de una nueva muestra.

El hecho fue confirmado por el alcalde de la 'Ciudad de los Puentes', Richard Fabián Cardozo, quien rechazó la actitud de sus conciudadanos y los invitó a ser más tolerantes con esta delicada situación, en la que puede verse afectada cualquier persona, pues no distingue de clase social.

Según la versión del mandatario local, al paciente lo habrían amenazado con prenderle fuego si era alojado en el sector de 'Arranca Plumas', a donde las autoridades sanitarias habían dispuesto un lugar para iniciar la cuarentena, ante la falta de dinero.

"Es una persona que tiene una problemática social, económica y familiar compleja y está sola. Está atravesando una situación difícil", dijo el mandatario, en declaraciones recogidas este viernes por Caracol Radio Ibagué.

Hacia esa zona fue transportado el paciente en una ambulancia, en compañía de funcionarios de la secretaría de Salud, pero el vehículo de asistencia médica fue atacado con piedras y palos, por lo que tuvo que devolverse al hospital San Juan de Dios, en donde permanece actualmente.

"No es justo que en dos sectores le hayan faltado al respeto, primero a la autoridad y a la Secretaria de Salud, y al personal médico, a quienes les lanzaron piedras y palos", indicó el burgomaestre, quien se mostró molesto con la actitud de los hondanos.

No es la primera vez que en el departamento se hace visible el desprecio hacia las personas contagiadas. En semanas pasadas se registró una situación similar en El Espinal, cuando los habitantes de un populoso barrio se enteraron que uno de sus vecinos era portador de la enfermedad.