Después de cinco años de cierre, antigua clínica Minerva de Ibagué se alista para afrontar pandemia del COVID-19





La IPS privada Meintegral avanza en la adecuación de la antigua clínica Minerva de Ibagué, en donde en cumplimiento del Decreto Nacional 538 de 2020, las IPS podrán efectuar expansión de los servicios para atender pacientes contagiados de COVID-19. Una reapertura esperada desde hace cinco años.

Así lo anunció el secretario de Salud (e) del Tolima, Jorge Bolívar Torres, quien conoció de primera mano los adelantos locativos que se han llevado a cabo y explicó que el lugar contará con 10 camas de unidad de cuidados intensivos, seis para para cuidados intermedios y 20 más para hospitalización.

"Con 36 camas más se pretende fortalecer la contingencia para la atención de los pacientes", expresó el funcionario, quien está en el cargo en reemplazo de la suspendida Alexandra Márquez. Bolívar también indicó que este centro asistencial cambiará de nombre, por el de la nueva entidad que estará a cargo.


A estas 36 camas que se dispondrán en los próximos días en estas instalaciones, se le suman las 10 camas de cuidados intensivos que hoy funcionan en el Hospital Federico Lleras Acosta, del sector de El Limonar, y las 23 camillas para atención a pacientes con infecciones respiratorias agudas graves.

La 'Minerva' se encontraba cerrada desde 2015, debido a las multimillonarias deudas -que superaban los $20.000 millones- que las EPS tenían con la clínica y que impidieron que en su momento siguiera prestando sus servicios de salud a los ibaguereños.