¡El colmo! Policía cerró spa erótico que funcionaba en Ibagué sin cumplir medidas sanitarias





El equipo de inspección y vigilancia de la Secretaría de Salud de Ibagué, en compañía de efectivos de la Policía Nacional, cerró este viernes un spa erótico ubicado en el barrio Piedra Pintada, debido a que no contaba con los permisos para su funcionamiento, en plena pandemia del COVID-19.

Johana Aranda, titular de la cartera, indicó que el establecimiento se encontraba abierto al público, ejerciendo una actividad económica  diferente a la establecida en Cámara de Comercio, lo que conllevó al cierre inmediato por falta de la documentación legal.

"Es de recordar que este tipo de establecimientos no se encuentran autorizados por el Gobierno Nacional para su apertura, además de esto, el lugar no contaba con ningún protocolo de bioseguridad, poniendo en riesgo la vida de sus trabajadores y visitantes", afirmó la funcionaria.

La autoridad sanitaria continuará con los operativos en diferentes establecimientos comerciales, con el objetivo de verificar el cumplimiento de los protocolos de bioseguridad para mitigar la propagación del virus, que ya deja en el departamento 314 casos.