Los universitarios de Ibagué están tristes: Cerró sus puertas el famoso 'Libro y Son'





La pandemia del COVID-19 sigue llevándose a su paso toda clase de establecimientos comerciales en Ibagué, algunos de ellos icónicos por su amplia trayectoria e influencia en los imaginarios urbanos.

Al cierre del 'Café Planadas' y del restaurante 'Mi Pez On', entre otros, se sumó este sábado el del popular bar 'Libro y Son', ubicado en cercanías de la Universidad del Tolima, en el sector de Santa Helena.

El sitio, que era propiedad del académico Germán 'Loco' Llanos y su pareja, Betsabé Páez, dejó de existir tras 30 años de atender en las noches a un sinnúmero de estudiantes que disfrutaban de la tertulia y la buena música en sus instalaciones.

"Hoy 13 de junio del año 2020, Libro dejó su espacio usual, gracias a todos por su afecto, su compañía, y muchos espacios de vida compartidos", publicaron los administradores del negocio en su perfil de Facebook.

"El alma llora, el cuerpo resiste, nosotros volvemos a los sitios y encontramos que los seres queridos se encuentran ausentes, Pero en definitiva, ¿quién nos quita lo goza'o? Un abrazo virtual, y que siga la vida...", se leyó en el post que confirmó la noticia.

No más fue que se hiciera el anuncio por parte de sus dueños para que las voces de lamentación de quienes pasaron por el claustro universitario aledaño empezaran a aparecer. Aunque también el deseo de algunos de no dejar morir este espacio de diálogo, diversión, literatura y diatriba. 


"Con negocio o sin él, Germán 'El Loco' Llanos y Betsabé seguirán siendo en mi vida referentes de humanidad, beligerancia, libertad y empecinamiento por las convicciones políticas y literarias que se tienen que defender al precio que sea", comentó un seguidor.

"Gracias a Libro y son por regalarme los momentos más bellos de mi paso por la UT. Conocí y construí amistades allí; reí y lloré también el amor y el desamor. Me enseñó el gusto por la salsa y el son cubano, géneros totalmente indiferentes para mí en ese entonces", dijo otra visitante.

"¡Resistencia! Por ahora lo importante es la salud, pero el tiempo de los abrazos, las buenas conversaciones con los amigos, las sonrisas y las cervezas volverán", agregó otro asiduo cliente de este negocio, que se destacó por su estilo bohemio.

Con el paso de los años, Libro y Son' también se convirtió en punto de encuentro obligado para todos aquellos defensores de la lucha universitaria, por lo que su cierre causó profundo dolor en el estudiantado.