Luz verde: Peluquerías, salones de belleza y barberías del país podrán operar con cita previa





El Ministerio de Salud y Protección Social implementó los protocolos de bioseguridad para que puedan operar las peluquerías, salones de belleza y barberías, en el marco de la emergencia sanitaria por el COVID-19 que ya deja 53.063 positivos y 1.726 muertos.

Claudia Cuéllar, directora (e) de la Dirección de Promoción y Prevención del Ministerio de Salud, indicó que los lineamientos se encuentran en la Resolución 899 de 2020 y serán las autoridades territoriales las encargadas de inspeccionar el cumplimiento de la norma.

Los establecimientos deberán atender con previa cita programada para así controlar el aforo de personas.

"También el lugar deberá contar con un responsable que controlará la toma de temperatura y hará el respectivo registro de las condiciones generales de los clientes, tomando datos de contacto para tener rastro de presentarse algún caso de contagio", dijo Cuéllar.

"Alcaldías y gobernaciones serán las encargadas de inspeccionar y vigilar que se cumplan los protocolos en los establecimientos donde se prestará los servicios de estética ornamental, llámese estilistas, manicuristas y peluqueros", complementó la funcionaria.

Frente a las medidas locativas Cuéllar expresó que se deberán organizar los puestos de trabajo, teniendo en cuenta una distancia de un puesto entre cliente y cliente, asegurando una distancia de dos metros entre tocadores y lava cabezas.

El Equipo de Protección Personal (EPP) es de carácter obligatorio y deberá estar provisto de bata antifluido, tapabocas, gafas de seguridad, careta plástica y guantes desechables. Todos estos elementos serán de uso individual, debidamente asignados.

Además de contar con los protocolos de distanciamiento, lavado de manos, uso de tapabocas y contar con los elementos de desinfección como es el alcohol y gel antibacterial.

Recomendaciones generales

  • Implementos y equipos deberán estar limpios, desinfectados, esterilizados y en buenas condiciones de funcionamiento.
  • Se debe facilitar el lavado de manos frecuente a los trabajadores y a los usuarios.
  • Los trabajadores tendrán que utilizar los elementos de protección de acuerdo con el procedimiento EPP y que suministren los que correspondan.
  • Es importante el uso de elementos desechables y sean descartados una vez haya finalizado el procedimiento.
  • La infraestructura, la iluminación y la ventilación del establecimiento deben ser adecuadas y el mobiliario encontrarse en buen estado.

Finalmente, Cuéllar sostuvo que se deberá informar a las secretarías de Salud locales sobre cualquier irregularidad en las condiciones sanitarias del establecimiento frente a la emergencia sanitaria por el virus.