Polémica en redes por cambio de color en graderías de la Concha Acústica de Ibagué





Pese a que no habrá festividades folclóricas en Ibagué por culpa del COVID-19, o al menos presenciales, la administración municipal llevó a cabo la adecuación de la Concha Acústica, que incluyó -además de labores de limpieza y ornato- la pintura de las graderías, que cambiaron su habitual tricolor por un color que generó polémica en redes sociales.

La decisión del equipo del alcalde Andrés Fabián Hurtado de pintar las sillas de color azul, fiel a la imagen de su gestión, la cual se ha denominado 'Ibagué Vibra', no cayó muy bien entre algunos ciudadanos, quienes les cuestionaron el no haber utilizado el tradicional amarillo, verde y rojo de la bandera de la ciudad. E incluso lo ven como una 'oda' al barretismo.

"Realizamos el embellecimiento de uno de los lugares más emblemáticos de nuestra ciudad: la Concha Acústica Garzón y Collazos. Allí, donde grandes artistas, compositores y músicos se han presentado. ¡Vamos a preservar la identidad cultural de la Capital Musical!", se leyó en el post en el que se anunció el cambio.



Uno de los críticos fue el exsecretario de Desarrollo Rural de la administración pasada, el liberal César Picón. "Oiga, Alcaldía de Ibagué, siempre la Concha Acústica ha tenido gradas colores bandera Ibagué. ¿Qué identidad cultural tiene el nuevo color? ¿Qué sigue? ¿Cambiar sillas Murillo Toro por azules?", publicó en su cuenta de Twitter.



A esta apreciación se sumó la del actual diputado del Tolima, Renzo García. "Nos quieren imponer la identidad de Barretolandia, la lógica del pensamiento único, la estética del poder hegemónico. Una visión homogénea de ciudad que desconoce la pluralidad y los referentes históricos del territorio. Es más pertinente usar los colores de la bandera de Ibagué", expresó.


"Los músicos pidiendo ayuda en las calles de Ibagué, y la Alcaldía buscando qué mecanismos puede encontrar para legalizar la platica. Ay, Dios, el apellido del alcalde lo dice todo", comentó sobre el particular Jorge Andrés Salazar en la publicación de la Alcaldía en Facebook.



A su vez, Laura Briñez, otra ciudadana indignada con la transformación, comentó: "Todo lo quiere arreglar con pintura. La EFAC está a punto de cerrar sus puertas, haga algo decente en la vida y ponga la cara por esa institución", dijo, reprochándole al alcalde y sus colaboradores.

"Sería más emblemático los colores de la bandera de Ibagué o algo más representativo para la ciudad", agregó Éver Sánchez, como parte del importante número de comentarios de rechazo hacia el cambio que sufrió el escenario por excelencia del folclor en la 'Ciudad Musical'. Y así por el estilo las voces de rechazo abundaron.

Sin embargo, hubo comentarios de apoyo a esta iniciativa de embellecimiento de un escenario que, si bien no se usará, recibió el mantenimiento que merece por la importancia cultural que tiene para los ibaguereños y que por lo general solo se interviene en épocas previas a las fiestas. 

"Muy bonito quedó, ojalá mejoren la seguridad para poder visitarlo", expresó Pedro Zambrano. "Gracias, y les está quedando muy lindo. No les hagan caso a los brutos e ignorantes que son envidiosos, sigan así adelante", agregó otra usuaria, identificada como Claudia Pérez.