Repudiable: Siete soldados habrían violado a niña embera de 13 años en Risaralda





Como aberrante podría calificarse el hecho que tuvo lugar en Pueblo Rico (Risaralda), cuando siete soldados pertenecientes al Batallón San Mateo de Pereira, adscrita a la Octava Brigada, habrían violado a una menor de edad, de 12 años, perteneciente al resguardo indígena 'Embera Chamí'.

Así lo confirmó el propio Ejército Nacional en un comunicado de prensa, en el que indicó que los acontecimientos se registraron en la tarde del pasado lunes festivo, en el corregimiento Santa Cecilia del mencionado municipio 'cafetero'.

Según la información entregada a los medios, un suboficial le contó al comandante de la unidad de lo sucedido y, de inmediato, se puso en conocimiento de la autoridad competente para constatar la situación e iniciar el proceso disciplinario y penal contra los responsables.

Al respecto, el mayor General Luis Mauricio Ospina Gutiérrez, comandante de la Quinta División, dijo que dicho pelotón involucrado lo conforman 30 uniformados. Todos fueron transportados a la capital risaraldense para iniciar las indagaciones.

Por su parte, la menor fue trasladada a un puesto de salud del corregimiento para su respectiva valoración. Allí la Unidad de Infancia de Adolescencia de Pueblo Rico y la Comisaría de Familia se hicieron cargo de ella.

"Este Comando rechaza este tipo de hechos que van en contra de los valores institucionales del Ejército Nacional, y una vez se conozcan las decisiones por parte de las autoridades competentes, se tomarán en forma inmediata las acciones administrativas y/o sancionatorias", se leyó en el comunicado.

Esta información causó indignación entre los colombianos. Uno de los primeros en rechazarla fue, justamente, el presidente de la República, Iván Duque Márquez, quien a través de su cuenta de Twitter exigió todo el peso de la ley a los culpables de este vejamen.

"No toleramos ningún tipo de abuso a menores de edad y mucho menos cuando involucre uniformados que enlodan honor de las fuerzas con actos ruines como el denunciado en Pereira contra niña indígena. He dado orden al MinDefensa a apoyar diligentemente investigaciones de la Fiscalía", indicó Duque Márquez.

También se pronunció, como era de esperarse, el general Eduardo Zapateiro, comandante del Ejército Nacional, quien anunció iniciar la investigación que permita dar justicia en este caso.

"Rechazo y condeno el abuso sexual contra menor del resguardo indígena Embera Chamí en Risaralda, en el que estarían involucrados soldados. Como colombiano, soldado, comandante y padre de familia, mi apoyo irrestricto a las autoridades en el desarrollo de las investigaciones", expresó Zapateiro.

"El respeto y protección de los derechos humanos es una política institucional absoluta, con énfasis en la protección especial de los menores de edad, en el que prevalecen sus derechos", agregó el comandante del Ejército.

Del mismo modo lo hizo la directora del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (ICBF), Lina Arbeláez.

"Solicité a Protección, activar de inmediato ruta de atención de restablecimiento de derechos, ante el repudiable acto de violencia sexual en contra de una niña indígena. Garantías para ella, y todo el peso de la ley para sus abusadores", escribió en su perfil de Twitter.