Tolimenses se han enfermado menos durante la emergencia del COVID-19, según la Secretaría de Salud





Buenas noticias entregó en las últimas horas el Comité de Vigilancia Epidemiológica (Cove) del Tolima, que lideró el secretario de Salud Departamental (e), Jorge Bolívar Torres, en lo referente al estado de los tolimenses.

Según este comité, gracias a las medidas de autocuidado implementadas por la comunidad frente a la prevención del COVID-19, se ha logrado disminuir el riesgo de los eventos de salud pública, especialmente en las enfermedades transmisibles.

Durante esta emergencia, se ha hecho un análisis del comportamiento de las enfermedades que siempre han afectado a la población. Y al corte de la semana epidemiológica número 20, su comportamiento ha variado de forma positiva.

El Cove destacó que hay una disminución del 44,24% en las infecciones respiratorias agudas en menores de 5 años. El año pasado se presentaron 29.849 casos y a la fecha se reportan 16.641. Por su parte, las diarreas en niños se redujeron en un 51.4%.

Entretanto, las infecciones diarreicas en población general cayeron en un 44%, al contabilizar 21.265 casos: Es decir, 16.661 casos menos que el año pasado.

En accidentes ofídicos, que son los ocasionados por las mordeduras de las serpientes, la disminución ha sido del 16%. A su vez, las agresiones por animales en un 23.5 %, mortalidad perinatal en un 22.9% y la desnutrición aguda en niños menores de 5 años, en un 9.7%. 

Se han presentado sólo 22 casos de enfermedades transmitidas por alimentos y tres casos nuevos de lepra.

Bajaron los casos del dengue

El Covet recordó que se venía de un periódico epidémico que se mantuvo hasta la semana epidemiológica 12, que se cumplió en febrero. Sin embargo, a partir de marzo la curva de casos del dengue disminuyó, debido a que hay menos población expuesta, lo que genera menos contagio.

El total de casos, a hoy del dengue, es de 5.032 en el departamento, en donde Ibagué reporta el mayor número de enfermos con 2.165.

Reducción de homicidios y hechos violentos 

El Comité de Vigilancia también destacó que las diferentes medidas para combatir la pandemia como la cuarentena también han incidido en la disminución de los homicidios y las muertes por accidentalidad, que han caído en un 50 %.

Asimismo, los casos de violencia de género presentaron una disminución del 7%, al sumar 57 casos menos que en el mismo periodo del 2019. En el análisis, municipios como Melgar y Carmen de Apicalá, que siempre lideraban las estadísticas, ya no ocupan los primeros lugares. 

Y quizá una cifra que genera esperanza: El intento de suicidio se redujo en un 13,3%. siendo esta una de las grandes preocupaciones en el Departamento, que en los últimos años ha tenido altos índices en ese sentido.