Danovis Banguero le salió al paso a los rumores de presuntos acercamientos del Deportes Tolima





Se cumple una semana desde que el lateral izquierdo Danovis Banguero Lerma presentó su renuncia al Deportes Tolima, alegando que desde la dirigencia se le suspendió de manera ilegal su contrato laboral, y todo por no acceder a reducirse su salario en un 70%, cuando incluso propuso que dicho recorte se diera hasta la mitad del mismo.

Y pese a que en las últimas horas han circulado rumores sobre un posible acercamiento de la dirigencia de la 'tribu' con el jugador, para supuestamente convencerlo de cambiar de decisión y continuar con sus servicios, lo cierto es que Banguero se encargó de desmentir tales informaciones. Hasta el momento, el hombre del 'Minuto 90+3' no ha recibido ningún llamado.

"No están en diálogos conmigo. A mí no me han llamado. Hasta hoy no hay nada después de mi renuncia. La verdad lo que quiero es trabajar donde me dejen", expresó Banguero a El Rincón del Vinotinto, muy preocupado por su situación, pues ya casi la mayoría de clubes del FPC han empezado sus entrenamientos y se alistan para el regreso a las competencias.

Danovis indicó que desde hace 10 días no tiene contacto alguno con la dirigencia. Fue cuando habló con el gerente general, Germán Darío Kairuz, esperando en poder establecer una negociación que los llevara a feliz término. Esperó cuatro noches más, pero al no obtener respuesta, optó por radicar la carta de renuncia, con el apoyo de la Asociación de Futbolistas Profesionales (Acolfutpro).

"Es mentira que alguien de la parte administrativa del club tan siquiera me haya mandado un mensaje", expresó el ídolo, en relación con su sorpresiva. Lo cierto es que en redes sociales los comentarios de los hinchas reclamándole al club por no buscar la forma de solucionar este lío han estado a la orden del día, pues fue el único afectado con esta medida.

No deja de ser llamativa la postura que adoptó la institución tras conocer las intenciones del histórico. Recordemos que envió una carta a los demás presidentes del FPC en la que les enfatizó que Banguero Lerma tenía, según ellos, contrato vigente hasta diciembre de 2021, lo que sería un claro veto al jugador, pues ya les hizo saber su deseo de no continuar por las razones expuestas.

Por lo pronto Banguero sigue tocando puertas y buscando qué club del FPC se anima a contratarlo, a sabiendas que desde la sede de Cádiz, y a juzgar por la misiva que ya le hicieron llegar a los otros equipos, se empeñarían a impedirle fichar con otro club que no sea Tolima. Mientras se conoce el desenlace de esta historia, el silencio parece ser la táctica de la dirigencia sobre este caso.