Alarma por proliferación de Leishmanisis en zona rural de Ibagué





La Alcaldía de Ibagué lidera campañas de focalización para el control y prevención de la Leishmaniasis cutánea en la zona rural, en medio de la pandemia del COVID-19, otra de las amenazas a la población.

Con corte al 31 de julio, se reportaron 22 contagios de la enfermedad, 11 de ellos con pacientes activos, siete recuperados y cuatro pendientes de iniciar tratamiento. Las veredas con mayor incidencia son: Pastos, La Loma y La Linda en Coello Cocora, y Santa Ana en Laureles.

Un equipo médico de la Secretaría de Salud efectúa estudios epidemiológicos en las zonas más vulnerables, jornadas de capacitación a la comunidad y entrega de insumos como repelentes y trampas para evitar la picadura del vector.

"La Leshmaniasis se contagia por la picadura del mosquito que afecta directamente la pie. Los síntomas incluyen lesiones cutáneas, que normalmente se desarrollan dentro de varias semanas o meses después de la exposición", resaltó la funcionaria.

En caso de presentar síntomas adicionales como fiebre prolongada, aumento de tamaño del abdomen, pérdida de apetito, disminución de peso, tos seca, diarrea y vómito, se debe acudir de manera inmediata a un centro asistencial para iniciar el respectivo tratamiento.