En el Tolima se fortalece la capacidad hospitalaria, para hacerle frente al COVID-19





Un total de 20 nuevas camas de Unidades de Cuidado Intensivo (UCI) con sus respectivos ventiladores y equipos de última tecnología entregó la Gobernación del Tolima, para hacerle frente al COVID-19.

Diez de ellas fueron destinadas para la sede La Francia del Hospital Federico Lleras Acosta de Ibagué y las otras 10 en el San Rafael del municipio de El Espinal: Los dos municipios más afectados por el virus.

Durante la entrega, el gobernador Ricardo Orozco indicó que desde su gobierno no se descansará hasta tener toda la capacidad de salud instalada en el departamento.

"Sobrepasamos el 64 por ciento de ocupación de camas de cuidados intensivos y es algo que nos inquieta porque los casos han venido en aumento", dijo Orozco.

Debido al incremento en los casos en la región, se ha trabajado para entregar las nuevas camas de cuidados intensivos y avanzar en la habilitación de más espacio para los potenciales enfermos.

Se espera que en menos de un mes se tenga habilitado el cuarto piso de la sede Limonar del Federico Lleras y que en pocos días se entreguen 10 camas de cuidados intensivos en el hospital de El Líbano y seis en Chaparral.

Por su parte, el hospital San Rafael recibirá otras cinco camas de cuidados intensivos. Se coordinará con la alcaldía de El Espinal un lote para la construcción de la central de hospitalización.

La idea es que el centro médico de los espinalunos también sea un hospital de referencia en el departamento, después del Federico Lleras Acosta.