En marcha plan piloto para la reapertura de hoteles y moteles en Ibagué, tras visto bueno del Gobierno





Tras múltiples solicitudes, el alcalde de Ibagué, Andrés Fabián Hurtado, por fin obtuvo la autorización del Ministerior del Interior para poner en marcha en la ciudad el plan piloto de reapertura de hoteles y moteles, como parte del proceso de reactivación económica en la ciudad en medio de la pandemia del COVID-19.

Así quedó estipulado en el Decreto 1000-0401, emitido este viernes, en el que también se estableció el 'Plan Ibagué 5x2', con toques de queda generales en la ciudad durante los próximos fines de semana del mes de agosto.

El paso siguiente, según dio a conocer la secretaria de Desarrollo Económico, Diana Segura, es la selección de los establecimientos que podrán reabrir sus puertas al público dentro de esta estrategia piloto, los cuales deben implementar estrictos protocolos de bioseguridad para la recepción de clientes.

Los hoteles

Este servicio solo podrá funcionar mediante la modalidad de reserva de manera electrónica. Estará prohibido el uso de zonas comunes, como piscinas, gimnasios y bares y, a su vez, solo se permitirá el hospedaje de hasta cuatro personas de una misma familia por habitación.

"La actividad de la industria hotelera se permitirá únicamente para el alojamiento y/o descanso de las personas que se desplacen para resolver asuntos de carácter laboral y/o de negocios en virtud de las actividades económicas exceptuadas", se leyó en el decreto.

Cabe destacar que los 'check-in' no se podrán hacer durante los toque de queda generales implementados por la Administración Municipal. Durante esos días solo operarán con los huéspedes que hayan hecho su ingreso previamente.

Y quienes hagan su 'check- out' durante la medida de restricción de movilización, serán responsables de las sanciones que les implique infringir el toque de queda, según quedó establecido en el decreto.

En el resto de días, quienes se hospeden en estos establecimientos no estarán cobijados por la medida de 'Pico y Cédula', así como ocurre con los restaurantes habilitados.

Los moteles

En cuanto a los moteles y residencias de alojamiento temporal, solo será permitida la presencia de dos personas por habitación. También se deberá hacer reserva electrónica, preferiblemente, y no se permitirá la venta de bebidas alcohólicas y alimentos en sus instalaciones.

Del mismo modo, en la entrada de cada motel se hará la toma de temperatura de cada persona, lavado de manos y desinfección del calzado. No estará habilitado el uso de jacuzzis, saunas y demás espacios relacionados.

"La prestación de esta actividad comercial dentro de los establecimientos acá relacionados deberá garantizar el cumplimiento de las distancias físicas mínimas de bioseguridad, tanto para trabajadores como para los clientes en lo que fuera posible, conforme al número de habitaciones disponibles", se precisó en el decreto.

Y por último, y esperar, al menos dos horas, para volver a poner en servicio el cuarto, en pro de permitir la ventilación del mismo.

Pero así como se dio vía libre a hoteles y moteles, el Gobierno Nacional negó la puesta en marcha de negocios de ocio como billares, bares y casinos. Decisión que se preveía tras el anuncio de ampliación del periodo de aislamiento preventivo obligatorio, decretado por el presidente Iván Duque Márquez.