Hurtado solicitó permiso a MinInterior para decretar cuarentena estricta los próximos dos fines de semana





El alcalde de Ibagué, Andrés Fabián Hurtado, anunció este jueves que, a raíz de la categoría de afectación alta por el COVID-19 que recibió la ciudad, ha contemplado tomar nuevas medidas restrictivas para controlar el avance de la pandemia en la ciudad.

El mandatario de los ibaguereños le comunicó a los medios locales, en rueda de prensa virtual, que tramitó una solicitud ante el Gobierno Nacional para poder cerrar completamente la ciudad durante los siguientes dos fines de semana.

Según Hurtado, lo que pidió al Ministerio del Interior, encargado de aprobar los permisos, es que desde este jueves, a las 10:00 p.m., haya confinamiento absoluto, hasta este domingo a las 11:59 p.m. Hasta el momento, hay toque de queda hasta las 5:00 a.m. del domingo.

Y en la semana siguiente, la restricción de la movilidad opere desde el viernes 14 de agosto, a las 10:00 p.m., hasta el lunes festivo 17 de agosto a las 11:59 p.m. Por ahora está fijada desde el sábado 15, a las 5:00 p.m.

Es válido resaltar que los planes pilotos aprobados por MinInterior para los restaurantes, iglesias, hoteles y moteles siguen vigentes. Hurtado sobre el particular no dio ninguna instrucción, aunque se prevé que sean cerrados, debido a la nueva condición de la ciudad.

Por último, Hurtado le pidió a los empresarios y comerciantes de Ibagué para que, en la medida de lo posible, sus empleados puedan hacer teletrabajo, y quienes no cuenten con las garantías que ofrecen protocolos de bioseguridad.

En la actualidad, Ibagué ha registrado un total de 1.464 casos, de los cuales hay 1.055 activos en sus casa, aparte de un total de 16 personas hospitalizadas y 11 en las Unidades de Cuidados Intensivos (UCI).