Mano amiga: Más de 200 migrantes venezolanos recibieron atención médica en Ibagué





En un trabajo conjunto con el Servicio Jesuita a Refugiados, la Unidad de Salud de Ibagué (USI) brindó atención médica a 220 inmigrantes provenientes de Venezuela.

La jornada que se llevó a cabo en el Hospital San Francisco estuvo dirigida a mujeres gestantes, niños de 0 a 11 años, jóvenes, adultos y personas de la tercera edad, quienes accedieron a exámenes médicos, controles prenatales, ecografías y citologías, entre otros servicios.

“Nosotros tuvimos un interés en venir a Ibagué porque sabemos que es una ciudad que se ha convertido en lugar de paso para esta población migrante que no ha recibido un acompañamiento permanente de organizaciones internacionales humanitarias. 

"Tenemos como misión atender a estas personas dándoles la oportunidad de acceder a servicios básicos y fundamentales”, afirmó Camilo Burgos, asesor de la acción humanitaria del Servicio Jesuita. 
Con servicios adicionales, se brindó orientación jurídica a los extranjeros que tenían la posibilidad de regularizar su estadía en el país y la afiliación al régimen subsidiado.