Corte Suprema de Justicia envió proceso de Álvaro Uribe a la Fiscalía General





La sala de instrucción de la Corte Suprema de Justicia confirmó este martes la decisión de trasladar el caso que llevaba contra el expresidente de la República y exsenador, Álvaro Uribe Vélez, a la Fiscalía General de la Nación, información que se había a dado a conocer desde hace 24 horas por diferentes medios de comunicación.

La determinación, según explicó el alto tribunal, tiene su origen en la renuncia de Uribe Vélez a su curul de congresista, con lo cual se eliminó de tajo la competencia, en una estrategia jurídica que le funcionó a la perfección al abogado defensor, Jaime Granados.

"Por tratarse de una investigación sin relación con su cargo de congresista, sobre conductas como presunto determinador de los delitos de soborno a testigo en actuación penal y fraude procesal, la Corte Suprema de Justicia dejará a disposición del fiscal general de la Nación al detenido exsenador Álvaro Uribe Vélez.

En relación con la medida de detención domiciliaria que cobija al exmandatario, la Corte dejó a consideración de la Fiscalía confirmarla o revocarla, en el marco de la investigación por presunto fraude procesal y manipulación de testigos.

"Como quiera que Álvaro Uribe Vélez se encuentra cobijado con la medida de aseguramiento de detención preventiva sustituida por la domiciliaria de conformidad con el Código de Procedimiento Penal aplicable para estos casos (Ley 600 de 2000), quedará a disposición del fiscal general de la Nación por virtud de estas diligencias", indicó la Corte.

Por último, en su misiva la Corte Suprema anunció que ante la decisión del exjefe de Estado habrá ruptura procesal en este caso para continuar la investigación en contra del representante a la Cámara Álvaro Hernán Prada, quien resultó implicado en la presunta compra de testigos para favorecer al exmandatario.


A continuación, el comunicado íntegro de la Corte Suprema en la que se confirma la decisión:

Por tratarse de una investigación sin relación con su cargo de congresista, sobre conductas como presunto determinador de los delitos de soborno a testigo en actuación penal y fraude procesal, la Corte Suprema de Justicia dejará a disposición del fiscal general de la Nación al detenido exsenador Álvaro Uribe Vélez.

Mediante decisión unánime del 31 de agosto, atendiendo a la renuncia a su condición de senador, la Sala Especial de Instrucción consideró que respecto de las conductas imputadas y por las cuales fue resuelta su situación jurídica con sujeción a la competencia conferida constitucional y legalmente a esta Corporación, por tratarse de delitos comunes y, además, por no encontrarse vínculo alguno de los hechos con la actividad funcional de legislador, o que fueran su necesaria consecuencia, o el medio y oportunidad propicia para su ejecución o un desviado o abusivo ejercicio de funciones, resolvió remitir el proceso a la Fiscalía General de la Nación para que, dentro del ámbito de sus competencias, continúe con la actuación respecto del excongresista Uribe Vélez.

Como quiera que Álvaro Uribe Vélez se encuentra cobijado con la medida de aseguramiento de detención preventiva sustituida por la domiciliaria de conformidad con el Código de Procedimiento Penal aplicable para estos casos (Ley 600 de 2000), quedará a disposición del fiscal general de la Nación por virtud de estas diligencias.

De otra parte, como en el proceso igualmente se investiga al representante a la Cámara, Álvaro Hernán Prada Artunduaga, se decretó la ruptura de la unidad procesal y, en consecuencia, la Sala Especial de Instrucción continúa con el trámite respecto de este congresista.

A partir de hoy se da inicio al procedimiento de entrega del expediente, compuesto por numerosos cuadernos, así como al copiado de múltiples medios magnéticos contenidos en el mismo.

Foto: Colprensa