Ibaguereño es acusado en España de matar a tres mujeres metiéndoles 'coca' en la vagina





Jorge Ignacio Palma Calvo, de 38 años y nacido en Ibagué, afronta un grave proceso judicial en Valencia (España), en donde es acusado de ser el presunto responsable de la muerte de tres mujeres, y el abuso sexual en otra, al introducirles altas dosis de cocaína en su vagina.

De acuerdo con la información de medios españoles, como El País de Madrid, el tolimense estaría implicado en la muerte de Marta Calvo, ciudadana española desaparecida el 7 de noviembre de 2019.

Pero también de la colombiana Lady Marcela Vargas, que apareció muerta el 15 de junio de 2019; y la brasileña Arliene Ramos, quien perdió la vida el 25 de marzo de 2019.

Pero aparte de estos presuntos asesinatos, Palma tiene acusaciones ante la Guardia Civil de siete mujeres más, quienes lo señalan de meter cocaína de gran pureza y en cantidades en los genitales de las afectadas, lo que representó un gran riesgo para sus vidas debido a su nivel de toxicidad.

En la actualidad, Palma se encuentra detenido por el crimen de Calvo, desde diciembre del año anterior, quien murió por aparente sobredosis después de tener sexo. El hombre confesó que la descuartizó luego de hallarla sin vida, en un intento afanoso de desaparecer el cadáver, del cual no se tiene aún rastro.

El hombre ingresó a la cárcel de Picassent, en Valencia, en donde permanece detenido de manera intramural sin derecho a alguna fianza.

En el caso de Vargas, informes del Instituto Nacional de Toxicología indicaron que la 'Cafetera' también murió por la presencia de esta sustancia alucinógena en su vagina y su ano.

En tanto que Ramos era una prostituta que estuvo con el ibaguereño y falleció por fuertes convulsiones provocadas por el alcaloide, y ante la negativa de Palma de darle auxilio a la mujer, que terminó muriendo días después del encuentro sexual.

Por los anteriores hechos, el tolimense afronta cargos por homicidio doloso y homicidio con dolo eventual, que lo podría mantener por más de 20 años en la cárcel. El hombre ya tenía antecedentes por tráfico de drogas en Italia, donde cumplió una condena.