Ministro de Defensa admitió que policías sí mataron al abogado Javier Ordóñez: "Deshonraron el uniforme"





El ministro de Defensa, Carlos Holmes Trujillo, aceptó en la noche del martes, durante un debate de control político virtual del Senado de la República, que uniformados de la Policía Nacional fueron los responsables de la muerte del abogado Javier Ordóñez.

Por primera vez desde que se conoció el video que mostraría la crudeza del accionar policial contra el hombre de 44 años, quien según el dictamen de Medicina Legal recibió más de 40 golpes en su cuerpo y tuvo nueve fracturas en su cráneo, Holmes Trujillo le endilgó la culpabilidad a miembros de la fuerza pública.

"Unos policías mataron a un ciudadano colombiano, deshonraron el uniforme, violentaron las normas de comportamiento ético, desconocieron todo el esfuerzo de formación de la institución. En relación con ellos ya se están tomando las decisiones", dijo el jefe de la cartera de Defensa.

Las declaraciones del ministro causaron sorpresa entre los congresistas, quienes le pidieron explicaciones no solo por el deceso de Ordóñez, sino también por las 13 muertes que se registraron en Bogotá y Soacha posterior al hecho, en fuertes disturbios contra la Policía.

"Se ha preguntado muchas veces, ¿quién dio la orden? (de disparar), seguramente pensando en que las órdenes se dan desde arriba para que los policías salgan a disparar y matar indiscriminadamente ciudadanos. Eso no es así, no funciona así", agregó el ministro sobre estos hechos.

En este orden de ideas, fue enfático en manifestar que si hay policías que cometieron el delito de homicidio, serán condenados por ello.

"Pero también hay que conocer los nombres y los delitos de quienes hayan sido autores materiales o instigadores de una serie de delitos que están contemplados en el Código Penal, porque aquí de lo se trata es de conocer la verdad", precisó Holmes Trujillo.

Sobre el uso de armas

Y salió en defensa del general Hoover Penilla, encargado del manejo del COVID-19 en Presidencia, excomandante de la Policía Metropolitana de Bogotá, quien generó polémica con unas recientes declaraciones en lo que respecta al uso de armas de fuego por parte de los uniformados.

"Un muy distinguido general dijo ‘a nosotros nadie nos ordena’. Él quería decir que los marcos de acción están definidos y que en el momento determinado, de cara a la circunstancia, es el policía el que toma la decisión de accionar el arma de dotación", acotó Holmes.

Tanto el ministro como el director operativo de la Policía en la capital de la República, también confirmaron que fueron 92 los hombres que accionaron sus pistolas en estas refriegas.

Y que la alcaldesa Claudia López, quien salió a criticar el accionar de la autoridad en las noches del 9 y 10 de septiembre, estuvo en todo momento presente en el Puesto de Mando Unificado (PMU), por lo que no es cierto que se haya roto la cadena de mando.