Se acabó la espera: Por fin se inauguró el Túnel de la Línea





El presidente de la República, Iván Duque Márquez, entregó este viernes los primeros 8,65 kilómetros del cruce de la Cordillera Central que conectará el centro del país con el Pacífico, mediante el túnel de La Línea, llamado Darío Echandía Olaya, en honor al exjefe de Estado nacido en Chaparral.

Tras más de 30 años de espera, se inauguró esta obra como una de las más grandes en la historia de la ingeniería nacional, que requirió un billón de pesos de inversión y que inició a construirse en 2009.

"No quiero decirles nada distinto a infinitas gracias, porque este es el triunfo de todo un país, el anhelo de todo un país, y este es un homenaje a quienes labraron este camino y se merecen siempre todos los reconocimientos del pueblo colombiano",  expresó Duque Márquez.

En total, el proyecto está conformado por 60 construcciones entre 31 viaductos, tres intercambiadores y un túnel paralelo de 8,5 kilómetros de longitud. 

"Hay una construcción paralela o de rescate, tres túneles cortos, de 300, 600 y 900 metros, cinco puentes y dos intercambiadores viales, que permitirán acortar los tiempos de desplazamiento", indicó Carlos Hernando Enciso, gerente del proyecto.

El Túnel de la Línea traerá beneficios como el aumento de velocidad en la operación vehicular de la carretera, de 18 kilómetros por hora a 60, más de 50 minutos de ahorro en el tiempo de viaje, y más de un 90 % de disminución de accidentabilidad en el sector, entre otros.

"Le reconozco que en dos años logró sacar una obra que muchos veían como un elefante blanco en la infraestructura de Colombia; le reconozco el tesón y el amor para sacar esta obra adelante", dijo el gobernador del Tolima, Ricardo Orozco.