¡Mucho ojo! Regresan los toques de queda a Ibagué y el Tolima, ante masivos contagios de COVID-19





Regresan las medidas restrictivas a Ibagué y el Tolima, debido al alto nunero de contagios de COVID-19 que ha tenido la región en los últimos días y que llevaron a los gobernantes a declarar la alerta roja hospitalaria, debido a que la ocupación de Unidades de Cuidado Intensivo llegará al 90%.

El alcalde de Ibagué, Andrés Fabián Hurtado, y el gobernador del Tolima, Ricardo Orozco Valero, determinaron imponer el toque de queda nocturno en todo el departamento, además de la restricción en la movilidad u ley seca durante los próximos cuatro fines de semana, decisiones que entrarán en rigor apenas reciban el visto bueno del Ministerio del Interior.

En consecuencia, los toques de queda generales quedarán de la siguiente manera:

Del jueves 29 de octubre a las 00:00 hasta el lunes 3 de noviembre hasta las 5:00 a.m.

Del jueves 5 de noviembre a las 00:00 m. hasta el lunes 9 de noviembre a las 5:00 a.m.

Del jueves 12 de noviembre a las 00:00 hasta el martes 17 de noviembre a las 5:00 a.m 

Del jueves 19 de noviembre a las 00:00 hasta el lunes 23 de noviembre a las 05:00 a.m. 

En lo que respecta al toque de queda nocturno operará de la siguiente forma:

- El 29 y 30 de octubre y  el 1 y 2 de noviembre, entre 10:00 p.m. y 5:00 a.m. 

-El 31 de octubre, desde las 4:00 p.m., hasta el 1 de noviembre, a las 4:00 a.m.

- El 5, 6, 7 y 8 de noviembre, entre las 10:00 p.m. hasta las 5:00 a.m.

- El 12, 13, 14, 15 y 16 de noviembre, entre las 10:00 p.m. hasta 5:00 a.m. 

- El 19, 20, 21 y 22 de noviembre, entre las 10:00 p.m. hasta 5:00 a.m. 

Por su parte, la alerta roja hospitalaria buscará contener la expansión del COVID-19, minimizar el impacto en las Unidades de Cuidados Intensivos (UCI) y el número de fallecidos, que han ido en franco aumento, por lo que se cree que la región está llegando al pico de contagios.

¿Cómo? Asumiendo el control de las UCI, como ocurrió en Bogotá, y posponiendo cirugías que no comprometan la vida de los pacientes, además de la consecución de nuevas camas para atender la emergencia.

De acuerdo con el más reciente informe del Ministerio de Salud, en el Tolima se han registrado, al corte de este lunes, 17.927 casos del virus, de los cuales han muerto 552 personas. Cifras a todas luces elevadas para un departamento que apenas supera el 1.200.000 habitantes.