Por desobedientes e inconscientes, autoridades militarizaron a Ibagué: El COVID-19 sigue en su pico




A raíz de los más recientes desórdenes registrados en Ibagué, el gobernador del Tolima, Ricardo Orozco Valero, y el alcalde de la ciudad, Andrés Hurtado, anunciaron fuertes medidas para evitar una nueva jornada de caos. 

La principal de ellas es la militarización de la capital tolimense, para lo cual se dispondrían de más de 500 hombres que tendrán la misión de patrullar las calles, en días en que el COVID-19 hace de las suyas y llevó a esta región del país a cifras preocupantes. 

"A partir de hoy (viernes) vamos a tener presencia institucional en cada rincón de esta ciudad. Estarán dos fiscales especializados en delitos en flagrancia, que van a estar dispuestos las 24 horas para judicializar a los ciudadanos que traten de hacer vandalismo", indicó Orozco.

Esta determinación se suma al del toque de queda nocturno que regirá en la ciudad durante todo el mes de noviembre, a excepción de los cuatro próximos fines de semana, en el que las restricciones en materia de circulación de ciudadanos operará todo el día. 

"Los agentes de tránsito van a inmovilizar vehículos que taponen vías, y a las motocicletas y carros que no tenga los documentos respectivos en regla", advirtió por su parte el alcalde Hurtado, quien ha sido cuestionado con dureza por lo que sus detractores llaman falta de autoridad.

De acuerdo con los mandatarios locales, se han iniciado operativos en el centro de la ciudad para multar a las personas que no tengan el tapabocas debidamente puesto y no cumplan con el 'Pico y Cédula' establecido para algunos sectores del comercio.

Y es que la movilización de motociclistas a altas velocidades por las calles de Ibagué, al igual que el bloqueo hecho por el gremio de los taxistas, y como si fuera poco, la ruidosa celebración de los 20 años de la barra futbolera Revolución Vinotinto Sur, todo en un lapso de 24 horas, causaron la ira de las autoridades. 

Los operativos efectuados en la noche del viernes por la Administración Municipal dejaron 73 vehículos inmovilizados, de ellos 63 motocicletas, y 72 personas sancionadas: 16 de ellas con multas por violación al toque de queda. 

De acuerdo con el reporte del viernes del Ministerio de Salud, el Tolima confirmó 323 nuevos casos del virus, de ellos 251 en Ibagué, y 16 muertes, 12 cuyo origen fue la 'Ciudad Musical'. En total, ya son 19.151 contagios y 596 decesos los que se han reportado en la región desde el inicio de la pandemia.