Indignante caso: Niño en Ibagué fue violado y sometido a comer en marraneras durante una década




La Fiscalía General de la Nación logró medida de aseguramiento privativa de la libertad en cárcel contra un hombre quien fue detenido por miembros del CTI con el apoyo de la Policía Nacional en una finca ubicada en el corregimiento de Dantas de Ibagué (Tolima).

El sujeto fue imputado por los delitos de trata de personas agravado en concurso heterogéneo, con acceso carnal violento agravado en concurso homogéneo y sucesivo.

La víctima, quien en la actualidad tienen 15 años, habría sido entregado a sus cuatro años de vida por sus padres al hoy judicializado, supuestamente, para que acompañara a la madre del implicado, una mujer de la tercera edad que vivía en esta población.

Sin embargo, desde el año 2009, es decir, cuando tenía cerca de 6 años de edad, habrían empezado los malos tratos por el capturado. Según la denuncia que se conoció, al niño lo obligaban a hacer trabajos pesados en la finca como lo eran cargar leña, gallinaza, arriar mulas y todo tipo de ganado.  

Un testigo aseguró haber visto al menor mal vestido, comiendo en las porquerizas. Lo que evidenciaría un trato humillante y fuerte en su contra. También habla de castigos severos contra el niño. Muestra de esto serían lesiones en sus brazos, al parecer, causadas por golpes con el plan de un machete. 

A partir del año 2015, a sus 10 años, empezó, al parecer, a ser víctima de abuso sexual, hechos que se habrían repetido en varias oportunidades hasta el año 2017. El joven escapó siendo acogido por un vecino y, posteriormente, se fue con un hermano mayor y volvió a la casa de sus padres biológicos. 

Una vecina conoció de los abusos de los que habría sido víctima por varios años el menor de edad, por lo que lo alentó a denunciar y así lo hizo ante el corregidor de Dantas, quien informó al Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (ICBF).