Está decidido: Habrá toque de queda nocturno por lo que resta del 2020, incluyendo Navidad y Año Nuevo




Como trascendental podría calificarse la decisión tomada por el gobernador del Tolima, Ricardo Orozco, quien anunció que desde este sábado y por lo que resta del 2020, exactamente hasta el 2 de enero de 2021, regirá en Ibagué y el departamento el toque de queda nocturno: Medida que volverá a implementarse por la indisciplina social.

De acuerdo con medios locales, la determinación fue tomada en la noche del viernes durante una sesión del Conmsejo de Gestión del Riesgo, debido al aumento de casos de COVID-19 en la región, que ya llega a los 36.313, de los cuales han muerto 1.085 según las cifras entregadas por el Ministerio de Salud y el Instituto Nacional de Salud (INS).

La medida operaría desde las 10:00 p.m. hasta las 5:00 a.m., en los 47 muninicipios que componen el departamento. Pese a que esta medida  generó polémica, pues causaría grandes pérdidas en materia económica, Orozco dijo contar con el apoyo de los gremios para proceder a imponer restricciones en materia de movilidad de las personas.

"No vamos a permitir que nuestros ciudadanos del departamento y de Ibagué comiencen a morir en sus casas y en las puertas de los hospitales, por no tener camas en UCI para poder intubarlos y garantizarles la vida", dijo en tono enérgico el mandatario gubernamental, en declaraciones recogidas por el portal El Olfato.

"Estas decisiones ya habían sido consultadas con el Ministerio de Salud y el del Interior y lo más probable es que el día de hoy (sábado) sean aprobadas. Una vez aprobadas, sacaremos el decreto y lo daremos a conocer a la opinión pública", agregó el gobernador, quien no haría el anuncio junto al alcalde de Ibagué, Andrés Hurtado, pues está contagiado de COVID-19.

Adicional al toque de queda nocturno, se prohibirá la venta de bebidas alcohólicas en lugares públicos en el mismo lapso de tiempo, con el propósito de evitar las concentraciones de personas y alteraciones del orden público en el remate del 2020, en el que algunas de las Unidades de Cuidados Intensivos ya están al 100% de ocupación.